lunes, 16 de diciembre de 2013

CupCakes de Nutella, un pequeño pecado

Hoy os traigo una de mis recetas preferidas hasta ahora... son unas estupendas cupcakes de nutella. La receta es de Alma Obregon, aunque la adapté un poco para hacer menos cantidad jejeje.

Son ideales para.... perder la linea, pero absolutamente deliciosas :-)

ahi va!!


Ingredientes

Masa
60 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
110 g de azúcar blanco
1 huevos M
100 g de harina
20 g de cacao en polvo sin azúcar
1 cucharadita
60 ml de leche semidesnatada
1 cucharadita de extracto de vainilla

Buttercream
125 g de mantequilla sin sal
125 g de azúcar glas (yo nunca he utilizado icing sugar, pero ya tengo un paquetito en casa)
90  g de Nutella
1 cucharada de leche

Elaboración

Precalentamos el horno a 180º. Preparamos la bandeja para cupcakes.
Tamizamos la harina con la levadura química y el cacao en un bol y reservamos.
Por otro lado, batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren y la mezcla quede blanquecina. Añadimos el huevo, y batimos hasta que se incorpore a la mezcla completamente.
Poco a poco vamos añadiendo la harina batiendo a velocidad. A continuación, añadimos la leche, mezclada con el extracto de vainilla, y seguimos batiendo.

Repartimos la mezcla en las cápsulas, sin llenarlas más de 2/3 ( yo utilizo la cuchara heladera, como recomienda Alma  jejeje )
Horneamos 20 minutos o hasta que un palillo salga limpio ( esto si que depende del horno y si tiene aire o no, asi que estar atent@s no se quemen )
Dejamos enfriar los cupcakes.
Para preparar el buttercream tamizamos el azúcar glass  y colocarlo en un bol junto con la mantequilla y la leche. Cubriendo el bol ( por que si no pareceremos un árbol nevado ), batimos primero a velocidad baja y después a más  velocidad, aproximadamente 5 minutos. Cuando la mezcla esté cremosa y se haya aclarado, añadimos la Nutella y batimos hasta que esté plenamente integrada.

Decoramos los cupcakes usando la manga pastelera








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi dulce rincón